lunes, 1 de diciembre de 2014

Stephen Covey

http://media-cache-ak0.pinimg.com/736x/9a/bd/b3/9abdb353add5d688613eb302cd51eaa4.jpg
Stephen R. Covey
Covey nació el 24 de octubre de 1932 (falleció a los 79 años) en Salt Lake City, en el estado norteamericano de Utah. Estudió Administración de Empresas en la Universidad de Utah, obtuvo un MBA de la Harvard Business School y un doctorado en Historia y Doctrina de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, de la Universidad Brigham Young, en donde hizo carrera como profesor, en la escuela de negocios. Además, recibió el grado de doctor Honoris Causa por 11 universidades.

Falleció en el Centro Médico Regional, en Boise, Idaho debido a complicaciones tras haber sufrido un accidente en bicicleta, en abril de 2012; se lastimó la cabeza, se rompió varias costillas y un pulmón colapsó parcialmente, nunca se recuperó del todo.

 Stephen Covey Frase

LA HISTORIA DE LOS 7 HÁBITOS
Al iniciar su doctorado, en 1969, Covey enfocó su tesis en la literatura estadounidense, relacionada con el éxito personal, desde 1776, hasta la fecha en que la escribió. Esta investigación produjo un documento que fue el «caldo de cultivo» de donde más tarde saldría el libro de los 7 hábitos.

Stephen Covey afirmó al comentar acerca de su famoso libro, que la idea de los 7 hábitos le llegó a raíz de haber conocido los libros de un gran gurú del management: Peter Drucker, quien afirmaba que la eficacia es un hábito.

Para la creación de su texto, Covey siempre habló de diversas «fuentes», incluyendo a las principales religiones, a la Filosofía y a la Psicología clásicas.

El doctor Carlos Llano comentó acerca de este libro: «A lo largo de su obra, se detectan en Covey diversos hábitos requeridos por la eficacia de la acción, los cuales, (…) coinciden curiosamente con virtudes humanas puestas en relieve tanto en la antropología griega como en la ética del cristianismo: la integridad, humildad, fidelidad, temperamento (sic), valor y justicia, como atributos que son la esencia misma de la vida del hombre».

 http://akifrases.com/frases-imagenes/frase-todos-podemos-decidir-que-queremos-vivir-una-vida-grande-o-mas-sencillo-aun-que-no-solo-stephen-covey-200355.jpg

Este libro de Covey tuvo un éxito enorme, vendió más de 30 millones de ejemplares, se tradujo a 40 idiomas y dio lugar a numerosos cursos, videos y seminarios.

Según Covey sus 7 hábitos son eso: hábitos (es decir costumbres, actos reflejos) que están presentes en personas eficaces. Para Covey se trata de principios universales, que hasta podrían considerarse leyes, como la ley de la gravedad. Para hablar de esos principios usaba una dinámica especial en sus conferencias, le pedía a la audiencia que cerrara los ojos y señalara con su mano derecha hacía dónde creían que estaba el norte, después les indicaba que abrieran los ojos, había manos señalando en distintas direcciones, Covey entonces sacaba una brújula y mostraba hacia dónde estaba el norte; no es cuestión de opiniones; ni de votación, es una verdad natural, para él, así son las verdades en que se basan los hábitos de la gente eficaz.



 http://istmo.mx/wp-content/uploads/2012/09/AltaDir_01_esquema_01.jpg

LOS 7 HÁBITOS
Presentamos una muy breve reseña de los célebres 7 hábitos que le dieron la fama mundial y un diagrama de cómo se relacionan entre sí, su interdependencia, la relación secuencial y su sinergia.

Los primeros tres hábitos nos llevan, de ser dependientes a ser independientes, a tener «imperio» (mando) sobre nosotros mismos. Son: victoria privada (Independence or Self-Mastery), es decir, independencia o dominio maestro de uno mismo.

Hábito 1: (Be Proactive) Sea proactivo 
La proactividad nos da libertad para escoger nuestra respuesta a los estímulos del medio ambiente, incluyendo adelantarnos a esos acontecimientos (precisamente en esta parte cita la obra de Viktor Frankl). Ser proactivo (tomar la iniciativa) es el factor más importante para ser eficaz, Covey resalta también la importancia de tomar responsabilidad de nuestras elecciones y de sus consecuencias, de las acciones que siguen a nuestras decisiones.

Hábito 2: (Begin with the End in Mind) Comience con un fin en mente
Covey indica que hay que auto-descubrir y clarificar nuestros valores y objetivos en la vida, elaborando una «visión» que contenga las características ideales para cada rol que desempeñamos (padre, esposo, hijo, empresario, amigo, voluntario, etcétera) y sugiere además poner nuestra misión personal por escrito.

Hábito 3: (Put First Things First) Primero lo primero
Hay que priorizar, planear y ejecutar nuestras tareas o quehaceres basados más en lo «importante» que en lo «urgente». También, sugiere Covey, que evaluemos si nuestras acciones están en concordancia con nuestros valores y nos llevan a los objetivos que definimos en el hábito 2. Clasifica las actividades que realizamos, de acuerdo a su importancia o no importancia y a su urgencia o falta de ella (ver esquema 2).

Los siguientes tres hábitos tienen que ver precisamente con lo que Covey define como interdependencia (trabajar con otros, ya no dependiendo de ellos, sino «sumando». victoria pública (Interdependence), es decir, interdependencia.

Hábito 4: (Think Win-Win) Piense en ganar/ganar (beneficio mutuo). 
Covey recomienda buscar genuinamente soluciones o arreglos que beneficien a ambas partes, afirma que siempre es mejor entender y buscar «ganar» para ambos, lo que, en el largo plazo, siempre será mejor solución que aquella donde sólo una de las partes se salió con la suya.

Hábito 5: (Seek First to Understand, Then to be Understood) Buscar comprender primero y después ser comprendido es la esencia del respeto a los demás. 
Se trata de ser «empático» (una de las características que menciona el doctor Carlos Llano en el capítulo «El liderazgo anamórfico, la otra versión del liderazgo», del libro El nuevo empresario en México,4 es «ponerse en los zapatos del otro» entenderlo muy bien, escucharlo con mente abierta, ser empático, eso siempre crea un ambiente de cuidado, respeto y solución positiva de problemas.

Hábito 6: (Synergize) Sinergizar.
Es resultado de cultivar la habilidad y tener la actitud de valorar la diversidad de saber trabajar bien en equipo, es lograr una buena combinación (sinérgica) de las competencias individuales de los integrantes del equipo, volviéndolas competencias del equipo. Así se logran resultados que de manera individual no se lograrían. Se trata de alcanzar resultados (muy buenos resultados) alentando contribuciones significativas a través de un liderazgo inspirador y de apoyo.

El último hábito se refiere a la auto-renovación. Renovación, mantenerse «afilado».

Hábito 7: (Sharpen the saw) Afilar la sierra, renovarse. 
Es lo que nos permite establecer un balance entre todas las dimensiones de nuestro ser, a fin de ser efectivos en los diferentes papeles (roles) que desempeñamos en nuestras vidas (en los ámbitos: físico, familiar, profesional, espiritual, etcétera). Equilibrar y renovar nuestras capacidades, usando energía propia y apoyándonos en nuestra salud, para crear un estilo de vida sustentable a largo plazo y eficaz. Cuidando hacer ejercicio (para la renovación física) la oración (meditación, y hasta menciona el yoga) y las buenas lecturas para la renovación mental y finalmente el «servir» a la sociedad (como llaman los norteamericanos al hecho de involucrarse en una organización no lucrativa (por ejemplo, Cruz Roja, Scouts, AA, dispensario parroquial, etcétera) para renovarse espiritualmente y contribuir a la sociedad (dejando algo, una parte de un legado, mencionaba Covey).



https://seminarioiiuntref.files.wordpress.com/2014/09/elegir-que-hacer.jpg




http://istmo.mx/wp-content/uploads/2012/09/AltaDir_01_recuadro.jpg








No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comparte en la web