domingo, 23 de septiembre de 2012

Con sentido del humor

Buenas tardes 
Queridos alumnos y alumnas, queridas familias, queridos colegas. 

¡Me pillasteis tan de sorpresa al acabar la última clase, para pedirme que os hiciera este, llamémosle, discurso de despedida, que aunque me llamasteis indirectamente “sinvergüenza” (argumentando que a los demás les daba apuro) no supe deciros que no!. 

Aceptado el compromiso, aquí me tenéis, dispuesta para el sacrificio, en representación del conjunto de mis compañeros y compañeras de profesión que tan tranquilamente, están sentados entre vosotros (¿cómo lo harán para escaquearse?); mientras que yo, en este escenario, me encuentro tan nerviosa como si estuviera en uno de esos horrendos exámenes en los que, no sólo te juegas el curso entero, sino también (lo que es más duro) tu propia dignidad. 

Por eso, para intentar calmarme un poco, ya que de estoica no tengo nada y la “ataraxia” me es ajena, apelaré a la metódica duda cartesiana, cuestionando como él hizo lo siguiente: 

¿Y si todo este montaje, hoy 27 de Mayo de 2004, aquí en Zizur, ahora, tan sólo fuera producto de mi fantasía o imaginación? ¿ Y si fuera un mero sueño?. ¿ No se tratará de otra nueva jugarreta de los sentidos que se empeñan en presentar como real lo inexistente y jugarme una mala pasada? 

¡Ay, pero todo este proceso a mí no me tranquiliza, en absoluto!, porque ¿cómo llegar a dudar, tan racionalmente como Descartes hizo, hasta de la existencia del propio cuerpo, mientras no dejan de temblarme las piernas y la voz?: “¡Tiemblo, luego existo!”

(¡Mejor, respiro hondo y empiezo de nuevo!) 

¿Qué os puedo contar que no hayáis oído antes?, ¿Que Cronos nunca descansa y que parece que fue ayer cuando vuestras voces, todavía infantiles, llenaban las aulas y los pasillos de 1º de la ESO?. ¿Que cumpliendo las inexorables leyes de la naturaleza, antes de crisálida metamorfoseasteis, al llegar a 3º, en auténticos “capullos”..., con perdón de la no tan figurada expresión, para ir abandonando esa condición adquirida (a fuerza de constante ejercicio), de entes “insoporteibols” y recuperar la de “persona humana”, como vosotros mismos decís, al acabar la Etapa?. 

¿Cómo lo hago?, ¿A través de un largo recorrido histórico por los grandes teóricos de la educación?, ¿Metiendoos una chapa (como sólo nosotros sabemos hacer) sobre el origen y etimología del concepto de “Bachiller”, así como la hermenéutica de su significado y su interrelación con el contexto “socio-antropológico-cultural?”

(¡Uf..., que coja aire!) 

¿Y por qué no hablaros, en sesudos términos academicistas, de la fuente epistemológica del currículo y de los contenidos mínimos y propedéuticos? 

¡Pero qué estoy diciendo...! ¡Estoy desvariando!. ¡Perdonadme! ! Nada de esto voy a hacer, pero es que a finales de curso también los profes nos estresamos con tantas reuniones inútiles que nos hacen hacer los de arriba, sobre borradores de decretos, cambios en las normativas oficiales y más cambios, sobre los cambios que han cambiado ...y que está previsto que cambien!. (Mis colegas ya sabrán a que me estoy refiriendo). 

Así que, recuperada la cordura, en este día tan especial y tan lleno de afectos y deseos contradictorios.(¡dichosa dialéctica!), como son, la alegría que sentimos de que os vayáis y la tristeza que nos produce vuestra marcha, las ganas de perderos de vista y los enormes deseos de que volvamos a vernos..., en lugar de la aparición de lágrimas intentaré provocar unas sonrisas, sirviéndome de algunas frases y palabras, cuya autoría os corresponde y que mantendré en el anonimato, aunque algunos de los presentes se reconozcan en ellas. ¡Me explicaré!: 

Todos sabéis por propia experiencia (bien como alumnos, bien como profes) que en una situación de examen, se pueden llegar a escribir verdaderas barbaridades. 

Todo vale antes que dejar la respuesta en blanco y, de esta forma, reconocer que no se tiene ni idea de lo que se pregunta, e incluso (lo que es peor), se responde con auténticas “burradas”, desde la firme convicción y creencia de que se ha contestado correctamente. 

Así, algunos defienden que lo que han escrito se lo hemos dicho nosotros en clase, o bien lo tienen en los apuntes o aparece así, en el libro de texto, como por ejemplo, me contó un compañero de Historia, que le pusieron que “Robespierre murió en una esquina” , cuando lo que ponía en el libro era que: “Robespierre murió en una revuelta” (¡Ah! , ¿pero no son lo mismo esquina y revuelta?). 

En esta línea, gracias a vuestros exámenes de filosofía, yo he aprendido cosas tan sabrosas como estas: 

· Que: “La Astrología intenta encontrar sentido al mundo y a sus derivados”.(¿Cuáles serán esos derivados mundanos?) 

· Que: “Las plantas tienen vida, pero adolecen del concepto de vida que tienen los humanos” 

· Que los planetas también sufren enfermedades, porque “Kepler descubrió que las órbitas de los planetas eran epilépticas” (¡pobres planetas, en sus movimientos en torno al sol, sufrían ataques¡. ¿No querrían decir elípticas en lugar de epilépticas?). 

· Que Geocentrismo es: “La postura del que todo lo ve desde su punto de vista, él como centro” (¿lo habrá confundido con egocentrismo?.¡Hay que ver, estos planetas, además de enfermos son unos egoístas!) 

· Que Lamarck, en su teoría de la evolución decía: que: “Si usas un órgano, al darle una función, pues no se olvidará hacerlo y el órgano funcionará” Ej. Usas la mano para escribir, si no se te quedará tonta. 

· Que “Mendel estuvo trabajando con sus gónadas sexuales hasta el fin de sus días” (¡agotadito se debió quedar el pobre, más vale que comía muchos guisantes!) 

· Que los niños, cuando vienen al mundo, ya no traen un pan bajo el brazo, sino que vienen ya preparados para tomar apuntes, con folios y todo, porque “el Empirismo, afirma que todos nacemos con un papel en blanco” (¿Y sin boli?, ¡qué pena!. A lo mejor las nuevas generaciones vienen ya con ordenador portátil) 

· Que los mitos son “historias por los Dioses” (a estos dioses les quedaba tiempo hasta para escribir), “se escribieron en la antigüedad, es decir, ni ayer ni antesdeayer, ni hace dos años, sino más tiempo” (¡ está muy clarito!). 

· Que el cartesiano”genio maligno”, de tan malo que era queda convertido en “el enano cabrón”, y su famoso “cogito ergo sum” se traduce como “le cogí lo suyo” o bien se transforma su versión latina, en “cigoto ergo sum” (¡claro que no iba muy desencaminado!). 

¿Quién decía que la Filosofía era seria y aburrida?. 

La lista de disparates sería interminable, pero no me resisto a contaros algunas perlas más de otras asignaturas, que circulan por ahí y que otros colegas míos, han recogido, algunas de las cuales os resultarán conocidas. 

· Quevedo. “Era cojo, pero de un solo pie” 

· Sectores de población: “En el sector de los parados están los que trabajan para el Ayuntamiento”  

· “En Holanda, de cada 4 habitantes uno es vaca” · Anibal: “ fue un jefe cartilaginoso” 

· Mahoma. “Nació en la Meca, a los 5 años” (¡pobrecita su madre!) 

· Barroco: “Estilo de casas hecho de barro“ (como su propio nombre indica) 

· Estimulantes del sistema nervioso: “El café, el tabaco y las mujeres” 

· Marsupiales: “Son los animales que llevan las tetas en una bolsa” 

· Anfibios: “...de los huevos de rana, salen unas larvas llamadas cachalotes”  

· Movimientos del corazón: “el corazón siempre está en movimiento, sólo está parado en los cadáveres” (¡qué razón tienes, chaval!) 

· Nombre que reciben los coleccionistas de sellos: “sifilíticos” 

· Pon un ejemplo de mamífero volador: “el cacahuete” 

· Un ejemplo de reptil: “la serpiente putón” (A lo mejor son las responsables de lo que les pasa a los coleccionistas de sellos) 

Voy a cerrar este capítulo, con la lectura de un breve ejercicio de redacción, que la revista pedagógica “Famille Educatrice” de Paris, publicó entre sus páginas. De puro disparatado, bordea lo genial y que como me causó tanta impresión y me hizo reir tanto, lo recojo literalmente del documento francés, respetando su redacción y sintaxis original.

Su tema era “ Descripción de un mamífero o un ave”
“El pájaro de que voy a hablar es el búho. El búho no ve de día y de noche es más ciego que un topo. No sé gran cosa del búho, así que continuaré con otro animal que voy a elegir: la vaca. La vaca es un mamífero. Tiene seis lados: el de la derecha, el de la izquierda, el de arriba, el de abajo. El de la parte de atrás tiene un rabo, del que cuelga una brocha. Con esta brocha se espanta las moscas para que no caigan en la leche. La cabeza le sirve para que le salgan los cuernos y, además, porque la boca tiene que estar en alguna parte. Los cuernos son para combatir con ellos. Por la parte de abajo tiene la leche. Está equipada para que se le pueda ordeñar. Cuando se le ordeña, la leche viene y ya no para nunca ¿Cómo se las arregla la vaca? Nunca he podido comprenderlo, pero cada vez sale con mayor abundancia. El marido de la vaca es el buey. El buey no es mamífero. La vaca no come mucho, pero lo que come lo come dos veces, así que ya tiene bastante. Cuando tiene hambre muge y, cuando no dice nada es que está llena de hierba por dentro. Sus patas le llegan hasta el suelo. La vaca tiene el olfato muy desarrollado, por lo que se le puede oler desde muy lejos .Por eso es por lo que el aire del campo es tan puro.” 

Y ahora, ya en serio, quiero finalizar esta intervención con una frase de Montaigne: 
“El niño no es una botella que hay que llenar, sino un fuego que es preciso encender” 

¡Ojalá que en vuestro paso por el Instituto, vuestros profesores y profesoras, hayamos sido capaces de prender, en la cabeza y en el corazón, una llama fuerte, viva, intensa, y que vosotros os encarguéis de mantenerla siempre encendida! ¡Muchas gracias y hasta siempre!
(Fuente)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comparte en la web